La alfombra roja de los Goya frente a la realidad de los actores

Votos 3

Valoración: 93.3% - 1006 votos

Dejadme que os haga una pequeña reflexión que a lo mejor no os importa un carajo pero que a mí, tras haber visto de principio a fin la gala de los Goya y como padre que tiene a un hijo que ha decidido ganarse la vida con el cine me parece necesario hacer. Si leéis hasta el final veréis el porqué.

No solo respeto el fondo de la reivindicación de ayer, sino que la comparto y apoyo, cómo comparto y apoyo la igualdad entre hombres y mujeres a todos los niveles y además de forma combativa (los que me conocéis personalmente lo sabéis). Me parece maravilloso que se anime a las mujeres a elegir esa profesión abarcando todos los niveles, no solo el actoral, donde existe la mayor cuota de las mismas.

Que haya más directoras, más directoras de arte, más coordinadoras de efectos especiales, más directoras de fotografía. Eso ni se discute. Por supuesto que se debe animar y fomentar que suceda.

Pero resulta que la industria del cine español es todo menos industria. Es un coto muy cerrado y muy endogámico, donde estudiantes y estudiantes de cine lo intentan a diario y no tienen ni espacio para fracasar porque no consiguen ni entrar.

Me daba pelín de coraje ayer que una reivindicación justa se vaya al traste y pierda su valor, pidiendo más mujeres nuevas en el cine y animando, como hizo la vicepresidenta de la academia, a que “más chicas entren en el mundo del cine”, porque la oportunidad para los nuevos no se da ni a mujeres ni a hombres. No es que esté cara, es que está a niveles de Bitcoin.

Es pelín hipócrita que una industria precaria a niveles de producción propia y por tanto con pocos puestos de trabajo, haga el ejercicio de cara a la galería y al buen rollito reivindicativo de pedir más mujeres, cuando ellos se auto protegen (insisto, de forma endogámica), para evitar perder el poco trabajo que hay ¿O no habéis visto que siempre son los mismos los que están desde hace años?

Pasando por alto algunas voces que encima defienden la paridad en premios al talento votados por la propia industria (que es cuestión de talento cuando te premian, no de cuotas, joder), la realidad es que, o el cine español se convierte en una industria y se deja de autocomplacencias por pretender ser un reservorio del arte y por tanto genera más producción (porque habrá más espectadores si el cine es más comercial) o no habrá ni nuevas mujeres ni nuevos hombres que lo vayan renovando. Y lo demás simplemente es postureo, de la peor especie, además.

Y para Pepa Charro o para quién le escribiera el monólogo: En Estados Unidos las mujeres hacen cine “de tiros y explosiones” cómo irónicamente dijo. Y ganan Oscars (Kathryn Bigelow: “Acero Azul”, “En tierra hostil” o “La noche más oscura”). Pero, claro, son los Estados Unidos y allí el cine SÍ es industria.

José Barroso

José Barroso es formador, coach ejecutivo y de vida, además de consultor, para directivos, mandos intermedios, equipos de trabajo y emprendedores. Es autor del libro “7 excusas para no optar a la vida que deseas”; coautor, junto a su esposa Berta Velasco, del libro-almanaque “Citas para emprender”, consistente en reflexiones y frases motivadoras destinadas a emprendedores; y, periódicamente, escribe artículos de interés en su propia web “Coaching para Todos



 

Canal Youtube - Nuevo Vídeo

¿QUÉ ENVIAR A DIRECTORES DE CASTING Y REPRESENTANTES?

¿Mandas tu masterial a todos los castings y no te contestan? 

 
emails castings rep